Qué es el hormigón celular y qué papel juega en la impermeabilización de cubiertas

Rate this post

Uno de los materiales más utilizados dentro del mundo de la construcción es el hormigón celular. Por ejemplo, en Europa se construyen anualmente miles de casas con este material, debido a que es liviano y se puede aplicar con facilidad en las grandes obras.

El hormigón aireado, como también es conocido, tuvo su origen precisamente en el Viejo Continente en 1914 tras mezclar cemento, agua, aluminio, cal y arena fina. Esta combinación dio paso a uno de los mejores aliados de la construcción en la actualidad, por ello es fabricado de forma masiva en paneles o bloques para ser aplicado en viviendas particulares, conjuntos residenciales o edificios comerciales.

¿Cuál es la importancia del hormigón en la impermeabilización de cubiertas?

Las cubiertas están constantemente a merced de las inclemencias meteorológicas, tal es el caso de la lluvia, la nieve o el granizo. Por tanto, requieren ser construidas con materiales que logren un buen sistema de impermeabilización que las proteja de fisuras y sobre todo, de filtraciones.

Para estos casos, una opción muy utilizada en la construcción para lograr la impermeabilización de cubiertas es el hormigón celular. Esto se debe a que proporciona un sistema de aislamiento capilar de difusión abierta. Cuando la condensación se forma, esta es tomada por las finas paredes de cada una de las celdas de aire cerradas de aislamiento térmico y gracias a su efecto capilar hace que de forma natural se vaya secando. De esta manera se mantiene el equilibrio térmico.

Todo esto hace que también haya un equilibrio de la humedad en una vivienda o edificio. Con ello, no se requiere la utilización de una barrera de vapor costosa, que muchas veces solo generan inconvenientes.

Propiedades que el hormigón ofrece para los sistemas de impermeabilización de cubiertas

El hormigón celular reúne una serie de características que lo hacen ideal para la impermeabilización de cubiertas. Con esto hacemos referencia a lo siguiente:

  • Gran resistencia y dureza ante la exposición de elementos exteriores.
  • Tiene excelente adherencia a este tipo de superficies, lo que proporciona mayor duración en el tiempo.
  • Es muy resistente al fuego, ya que el hormigón celular puede impedir la fractura de la estructura durante un mínimo de 4 horas o más.
  • El hormigón es resistente a las termitas, por tanto no puede ser dañado por este insecto u otros con características similares.
  • Proporciona propiedades antimoho, esto quiere decir que las cubiertas estarán libres de manchas y humedades por mucho tiempo.
  • Resiste de buena forma la saponificación, con ello se evita reacciones negativas entre la pintura y el soporte.
  • No tiene toxicidad o emite olor, lo que significa que ni en su producción, manejo o desecho hay riesgos para la salud o el medio ambiente. Se trata de un producto 100% ecológico.
  • Además de ser aislante térmico, también es un material insonoro. Esto se debe a que el hormigón celular tiene una estructura porosa que permite ser un gran aliado para lograr el aislamiento al ruido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *